A la sombra del Tomate: Como mínimo: sobrevivir.

25 abril 2006

Como mínimo: sobrevivir.

Hoy hace un mes que las autoridades competentes inaguraban el nuevo Centro de Salud de Miajadas. Durante el discurso de inauguración, el Consejero de Sanidad, Dº Fernández Vara, afirmo que ese centro no es meramente un servicio sanitario, sino que es un instrumento de crecimiento y riqueza para esta zona.

"Esta es una de las principales empresas de Miajadas, que además de producir salud y generar bienestar en la población, estamos contribuyendo con el esfuerzo de la Administración y de todos los ciudadanos a generar un polo de riqueza también en el sitio donde se instala. Por lo tanto, no hagáis caso a aquellos que dicen que la sanidad es cara, porque no es verdad. La sanidad devuelve mucho a la ciudadanía. Con sus aportes a la Seguridad Social se pagan las nóminas, los gastos, a los farmacéuticos. O sea, lo que la población paga, se devuelve a la sociedad en salud y en crecimiento económico. Aquellos que piensan que la sanidad es sólo un gasto social, y que lo importante es únicamente el desarrollo industrial, yo quiero decirle desde aquí, que nosotros también ayudamos al desarrollo industrial de esta país, haciendo a ciudadanos capaces de invertir de gastar y de consumir gracias a que tienen las espaldas de la salud de su familia y la suya cubiertas”

Es verdad, todo eso es verdad. El Centro de Salud de Miajadas da empleo a más de 50 personas y tiene un presupuesto mayor a 6 millones de euros, datos que sirven para situarla como mediana empresa, que como cito el Consejero además crea riqueza a su alrededor. Pero al Sr. Fernández Vara se le olvido lo más importante, la Sanidad satisface el requisito mínimo por la que cualquier persona, grupo, organización o sociedad emprende la actividad económica: la supervivencia. Así, no solo genera beneficio económico en la zona sino que da la base, la salud, para que la sociedad pueda emprender nuevas economías que generen riqueza o por lo menos mantener las existentes, sin miedo a desaparecer.

Y si encima el edificio del Centro de Salud es funcional, amplio y amable, que lo unico que te recuerda para lo que sirve son las caras apenadas de quienes alli esperan, pues mejor que mejor.


Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal